Testamento solidario

Imagina…

que fuésemos capaces de dejar un mundo en el que todas las personas tuvieran los mismos derechos y oportunidades, en el que los niños y las niñas no muriesen por causas evitables, en el que caer enfermo o envejecer fuese compatible con una vida digna.

Contribuir a construir ese mundo aun cuando ya no estemos en él es posible gracias a la figura del testamento solidario.

Un testamento solidario supone incluir en tu testamento una clausula para destinar bienes concretos o una parte de la herencia a mejorar la vida y la salud de quienes más lo necesitan.
¿Cómo lo hago?

Incluir tus deseos en el testamento es sencillo. Si aún no has hecho tu testamento o deseas modificarlo, recuerda que los datos identificativos que deben aparecer para incluir a medicusmundi NAM son:

medicusmundi Navarra-Aragón-Madrid
C/ Ronda de las Ventas, 4 – 1º, 31600 Burlada (Navarra)
CIF G31361405

Además, medicusmundi pertenece a la plataforma Haz Testamento Solidario, a través de la cual puedes resolver todas tus dudas.

No es necesario disponer de una gran fortuna para dejar un testamento solidario. Sólo hace falta el deseo de dejar un mundo mejor para quienes vienen detrás.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué tengo que hacer para dejar un testamento solidario?

Dirígete a una notaría de tu confianza.


¿Tiene algún coste?

El coste de redactar testamento en una notaría ronda los 40 euros.


¿Cómo puedo asegurarme de que el destino de los bienes será el adecuado?

La asociación tiene la obligación de destinarlos a los proyectos y fines que constan en sus estatutos, pero si lo prefieres, también puedes tú elegir un destino concreto.


¿Tiene alguna ventaja fiscal?

Las entidades declaradas de utilidad pública como medicusmundi están exentas del pago de impuestos por lo que todos los bienes llegarán íntegros a quienes más los necesitan.


He heredado bienes que no quiero. ¿Puedo donarlos?

Claro que sí. Primero tendrás que aceptar la herencia y luego realizar la donación.

La organización se reserva siempre el derecho a rechazar aquellas herencias cuya aceptación no contribuya al cumplimiento de sus fines sociales.

TESTIMONIOS

Un legado, por pequeño que sea, sirve para cubrir necesidades básicas de quien más lo necesita. Además, me parece imprescindible concienciar a la gente de la pobreza que hay en el mundo. Con cantidades mínimas, como las que nos gastamos en un café, se ayuda mucho.

legado solidario medicusmundi NAM

Isabel simplemente decidió que había llegado del momento de aportar su granito de arena para hacer de este un mundo un poquito más equitativo y que la manera más adecuada para ella era a través de su testamento.

Convencida de que cada cual puede hacer con su dinero y sus bienes lo que mejor considere, y consciente de que sus familiares más directos tienen su vida resuelta y no necesita preocuparse por ellos comenzó a buscar una organización con la que colaborar. Un amigo cercano en quien confía plenamente había colaborado durante muchos años con  medicusmundi y le recomendó que optará por nuestra organización.

No le dio muchas más vueltas. “Estoy convencida de que medicusmundi NAM sabrá darle el mejor uso a mi legado”, afirma Isabel. Y ante la pregunta de qué les diría a aquellas personas que piensan que dejar un legado es sólo algo al alcance de las personas ricas añade: “un legado, por pequeño que sea, sirve para cubrir necesidades básicas en los países donde la ong opera, además, me parece imprescindible concienciar a la gente de la pobreza que hay en el mundo. Con cantidades mínimas como las que nos gastamos en un café, una cerveza o un pincho, se ayuda mucho”.

La verdad es que me siento orgulloso. Me siento feliz de haber tomado esta decisión y de pensar que mis cosas podrán transformarse en apoyo para quienes han tenido menos suerte que yo. ¡Ojalá hubiera más gente que lo hiciera!

legado solidario medicusmundi NAM

Alberto tiene familia, hijos y pareja, pero ha decidido dejar una parte de sus bienes a medicusmundi NAM, una organización en la que confía plenamente. Al igual que Isabel, Alberto tampoco es socio de medicusmundi, ni colabora habitualmente con organizaciones sociales. “No es por falta de voluntad o de interés”, afirma, “es simplemente que hasta ahora había estado demasiado ocupado preocupándome por mis propios problemas como para pensar en los demás”.

Ha tomado la decisión de manera conjunta con su pareja y sus hijos, ya mayores, a quienes no les importa pensar en que recibirán una parte menor de su herencia. “Ellos ya tienen sus carreras y sus vidas”, afirma Alberto, “además se sienten orgullosos de mí y eso es importante”.