Cortometraje dirigido por Javier Fesser en 2004. Forma parte del documental En el mundo a cada rato, producido en colaboración con UNICEF.

Duración: 30′

Sinopsis: Binta y su padre, un humilde pescador que, preocupado por el progreso de la humanidad, está empeñado en llevar a cabo algo que se le ha ocurrido. Escribe una carta que acaba llevándole al gobernador. Mientras tanto, la prima de Binta, Soda, no puede ir a la escuela, ya que su padre no se lo permite. A lo largo del cortometraje, el profesor de la escuela prepara una función teatral, en el que se narra la historia de una niña que quiere ir a la escuela, pero que no la dejan. Toda la película trata sobre esos dos temas paralelos: como el padre de Binta quiere llevar su idea a cabo y de como la madre de Soda y la propia niña quieren convencer al padre de Soda para que la chica pueda ir al colegio.