El pasado mes de septiembre nuestro compañero Carlos Pablo viajó a Ruanda como técnico de los proyectos que medicusmundi tenemos en el distrito de Gakenke. Concretamente, en esta zona del norte de Ruanda desarrollamos un programa multidimensional para la mejora de la salud de la población de tres sectores del distrito: Nemba, Karambo y Kamubuga, para dar respuesta a unas necesidades que identificamos en 2018 y que estamos contribuyendo a solventar desde 2019 gracias al apoyo financiero del Gobierno de Navarra, la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), el ayuntamiento de Utebo, la Fundación Napardi, la Fundación Iraizoz y la Fundación Ciganda Ferrer.

Equipo medicusmundi en Ruanda
De izquierda a derecha: Yvonne y Drocelle, del programa hidráulico de Ruhengeri; Théoneste, agente de terreno de medicusmundi; Jean Damascène, coordinador de medicusmundi en Ruanda; y Carlos Pablo.

Junto a nuestro equipo ruandés, nos esforzamos por alcanzar estos cinco objetivos:

  • Mejorar los servicios y la capacidad de atención clínica del hospital de Nemba de acuerdo con los estándares nacionales.
  • Mejorar la atención primaria mediante el apoyo a los centros de salud del distrito en gestión e infraestructuras.
  • Desarrollar los servicios sanitarios de base con énfasis en la nutrición y la violencia de género mediante el apoyo a las y los agentes de salud comunitaria y creando seis nuevas casas de salud comunitaria en el distrito.
  • Contribuir a mejorar la nutrición de mujeres y niños mediante huertos domésticos y grupos de ahorro o ayuda mutua.
  • Contribuir al esfuerzo nacional de mejora de la higiene ambiental a través de clubes de higiene, sistemas de abastecimiento de agua y comités para su gestión.

Para avanzar en la consecución de estos ambiciosos objetivos, recientemente hecho llevado a cabo acciones como las siguientes. Unas actividades que nuestro compañero Carlos tuvo la oportunidad de supervisar en persona durante su viaje.

Puesta en marcha de huertos comunitarios en las proximidad de las casas de salud y apoyo para la réplica de los mismo en los hogares que más necesitan enriquecer nutricionalmente la dieta familiar. Estas hortalizas y vegetales aportan los nutrientes que combaten la malnutrición de forma sostenible.

Mujer ruandesa labrando un huerto comunitario en el distrito de Gakenke, 2022.
Mujer ruandesa labrando un huerto comunitario en el distrito de Gakenke, 2022.

A pesar de abundar el agua en Ruanda, la falda de canalizaciones salubres hace que las comunidades más empobrecidas accedan a aguas contaminadas. Con la construcción de canalizaciones seguras de agua en las zonas más altas de las laderas aseguramos que todas las personas tienen un punto de suministro de agua limpia en las proximidades de sus hogares. Con lo que esto también supone en ahora de tiempo para las mujeres que son quienes mayoritariamente van a buscar agua diariamente.

Obras de construcción de un sistema de canalización de agua, 2022.

Obras de construcción de un sistema de canalización de agua, 2022.
Obras de construcción de un sistema de canalización de agua en Rungu, 2022.

Los sistemas de agua cuentan con personas de cada comunidad formadas para hacer el seguimiento y mantenimiento que las instalaciones requieren para proporcionar a las poblaciones agua en buen estado de forma permanente.

Un integrante de los comités de gestión del agua revisa uno de los depósitos.
Un integrante de los comités de gestión del agua revisa un depósito en Bitare, 2022.