Este verano, hemos acercado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a varios campamentos de Nattura en Navarra. A diferencia del trabajo que hacemos con nuestros propios Grupos de Acción Social (GAS), en esta ocasión, las actividades las  llevamos a cabo entre personas jóvenes, niñas y niños que no estaban concienciadas con los problemas del mundo. Lo que ha hecho de esta colaboración una experiencia única.

Durante nueve semanas, en el marco de los campamentos organizados por Nattura, hemos desarrollado sesiones de dos horas centradas en los ODS. Unas actividades en las que han participado jóvenes de 10 a 14 años. Quienes se encontraban en momentos muy diferentes de sus vidas: entrada ya la adolescencia o viviendo la niñez más curiosa. En la diferentes colonias de verano, nos hemos encontrado grupos muy diversos, desde unos muy unidos hasta otros que no se llevaban bien entre sí. En la mayoría de los casos nuestra actividad les hizo desconectar del campamento de aventura y conectar con el mundo exterior.

Algo que ocurrió recurrentemente es que las personas que no encontraban su hueco en el grupo, gracias a nuestra actividad lo encontraron. Eran quienes por lo general tenían más conocimiento que el resto sobre conflictos mundiales, por lo que participaron más. Creando así el asombro en sus compañeros y generando un nuevo tema de conversación entre ellos.

campamentos Natura Navarra ODS

Durante la actividad, viajamos por países donde actualmente hay conflictos de muy distinto origen. Como es el caso de Israel y Palestina o el Afganistán de los talibanes. Acabando la dinámica siempre en casa, tratando el tema de los incendios en Navarra.

Pero, sin duda, la parte más enriquecedora fue el cierre en el que, tras recoger y gritar cada uno de los 17 ODS, les invitábamos a plasmar en un mural lo que habían aprendido con esta dinámica de medicusmundi. Nos alegró mucho comprobar que al menos parte del grupo expresaba en el mural sus preocupaciones entorno al machismo, la diversidad sexual, los incendios, el cambio climático, etc. Lo que no solo es gratificante para nosotras, sino que también resultó enriquecedor para las y los monitores de Nattura, quienes pudieron conocer mejor a los chavales y las chavalas que tienen a su cargo.

Escrito por Ainhoa Campá Alfonso, técnica de transformación social de medicusmundi en Navarra.