Carlos Mediano, actual presidente de Medicus Mundi Internacional y coordinador del Área de Climática y Salud de la ONGD, estuvo en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza el 3 de noviembre poniendo sobre la mesa la situación actual de salud y cambio climático.

La charla ofrecida, a título de “Salud y cambio climático: un camino de ida y vuelta”, desarrolló la estrecha relación entre ambas cosas y las consecuencias que tiene en la vida diaria de muchas personas. El cambio climático tiene cada vez mayor impacto en nuestras vidas, tanto que nuestra salud se está viendo gravemente perjudicada.

“Por una parte, el cambio climático afecta a la salud y, por otra parte, la salud afecta al cambio climático” Carlos Mediano

La relación entre salud y cambio climático cada vez es más estrecha. La denominada injusticia climática, quiénes menos contaminan, más sufren sus consecuencias, no disponen de recursos suficientes y tienen menor calidad de vida. Pero, además, aquí surge otro problema: el impacto del cambio climático en la salud es muy difícil de demostrar. Lo que sí sabemos es cuáles son los factores que lo causan.

El plástico es uno de lo principales factores causantes del cambio climático. Los gases que aparecen por su incineración dejan la existencia de microplásticos provocando afecciones cardiovasculares y cáncer al digerirlos. Por otro lado, están los gases de efecto invernadero, entre los que encontramos: vapor de agua, dióxido de carbono, metano, óxido nitroso y ozono. Este último, el ozono, gas conocido por filtrar la radiación ultravioleta del sol, provoca, además, problemas pulmonares como el asma y un aumento de muertes prematuras.

En los próximos años, se prevé un aumento en un cuarto de millón de muertes debido al cambio climático. Las cinco principales causas de muerte a consecuencia del cambio climático:

  • Altas temperaturas. El calor provoca un 80,6% de muertes más que en el año 2000 en personas mayores de 65 años; sobre todo en India, Brasil y Europa (quién más muertes registra).
  • Sequía. El 19% de la superficie terrestre sufre sequía por lo menos durante un mes, lo que supone una amenaza de falta de agua en algunos territorios.
  • Más enfermedades infecciosas. Existe un cambio en la distribución de los vectores y un aumento en la reproducción de Dengue, Zika, Chikunguya o Malaria; también relacionado con la subida de temperaturas (más calor, más reproducción).
  • Nutrición. Un total de dos millones de personas viven, hoy en día, en un estado de inseguridad alimentaria. Una de las causas es la contaminación faltando espacios seguros para su producción. Por otro lado, el calor acelera el proceso de maduración de los alimentos y, en el mar, se acumulan más algas por la misma razón, quedando sin alimento para las personas que viven del mar.
  • Migraciones. Debido al aumento del nivel der mar, hay personas que tienen que desplazarse. A su vez, los lugares donde éstos migran sufren de una saturación sin recursos suficientes y la suma a estas cuestiones de los problemas de salud mental pertinentes.

El cambio climático afecta a la salud en una dirección clara y significativa… Pero, ¿cómo afecta la salud al cambio climático? Para empezar, acudiremos a los sistemas sanitarios para diseminar sus impactos en el cambio climático. El 71% de su participación en el se debe a la cadena de suministro de bienes y servicios, el 17% a las instalaciones y vehículos sanitarios y un 12% a otras fuentes. Es decir, que los propios procedimientos utilizados por lo sistemas sanitarios participan en la aceleración del cambio climático y, por lo tanto, repercuten en nuestra salud.

¿Qué pueden hacer los sistemas de salud por el cambio climático?

Por un lado, se propone que Salud Pública pudiera regular los factores contaminantes y realizar análisis periódicos de sus evidencias. Los hospitales, imitando a Reino Unido, podrían implementar planes de emisiones cero y de preparación y respuesta, al igual que la atención primaria sumando un plan de comunicación a la población sobre la situación. Además, la planificación y gestión sanitaria podría ofrecer más formación acerca de como afecta el cambio climático a su trabajo y como su propio trabajo afecta al cambio climático, enseñando pautas para reducir sus impactos. Las decisiones son complejas, pero se debería de intentar crear sistemas de salud mucho más flexibles tanto en formación como en capacitación.

“El proceso del cambio climático es reversible”, Carlos Mediano

Las predicciones apuntan que, si seguimos así, en 2100 la temperatura de la Tierra habrá aumentado tres grados. El cambio parece mínimo, pero no es así, pues es “igual que cuando nosotros tenemos fiebre” explicaba Mediano, “estamos enfermando la Tierra de alguna manera”, concluyó. La buena noticia es que este proceso es reversible, por ejemplo, el acuerdo de París está tomando medidas para que la Tierra no alcance la subida de tres grados, sino que sea solo de dos, e incluso de uno y medio. Reino Unido también se ha puesto manos a la obra, “tienen el plan más avanzado de Europa”, afirmaba Mediano, donde su sistema de salud se autoimpuso en 2020 una meta climática.

La mala noticia es que no todos los países están actuando a favor de nuestro planeta, sino en función de sus propios intereses, producto de la visión individualista de los problemas globales y nuestro sistema socioeconómico. Incluso, algunos países no pueden ni si quiera implantar esas medidas porque no tienen recursos para hacerlo. Mediano definía la evolución de nuestra sociedad como endogámica, “el populismo es protagonista, el gris es muy difícil de ver, vamos todos contra todos, culpamos al de fuera, no trabajamos conjuntamente…”.

“Lo verde y ecológico ahora es elitista a nivel mundial”, Carlos Mediano

A pesar de ello, Mediano aseguró que parar el cambio climático es posible, y en Medicus Mundi estamos convencidos de que podemos conseguirlo. Como sociedad, tenemos que seguir concienciados y concienciando a nuestro alrededor y a nuestros gobiernos de que hay que tomar las medidas pertinentes. El análisis no te puede llevar a la parálisis; hagamos cosas, pero no dejemos de pensar.

¿Qué es el cambio climático?

El cambio climático es un proceso natural que se debe a la emisión de gases de efecto invernadero que provoca una retención del calor en las capas inferiores de la atmósfera. El problema surge cuando este proceso no es natural, pues actualmente el cambio climático se debe a la actividad humana, siendo un proceso más rápido e intenso. La Tierra se encuentra en un periodo de enfriamiento, y la actividad del ser humano provoca precisamente un calentamiento de ésta, por lo que no se equilibra. “No permitimos al planeta recuperarse”, afirmó Mediano.

“Innovar es la única manera de adaptarnos y mitigar el cambio climático”, Carlos Mediano

Carlos Mediano, presidente de Medicus Mundi Internacional

Carlos Mediano es médico, ha trabajado en salud pública y está especializado en medicina tropical. Ha dedicado parte de su trabajo a elaborar evaluaciones de políticas públicas, ha sido cooperante en Kenya y en Camerún. Si hago faltara, Carlos Mediano también ha sido técnico de proyectos de medicusmundi NAM en África y América Latina. Además, es responsable de estudios de la federación de Medicus Mundi y coordina el Área de Climática y Salud.

Escrito por Ana Lasheras Esteban, voluntaria de medicusmundi en Aragón