El pasado 3 de noviembre, nuestro compañero y vicepresidente Enrique Revilla habló en Madrid en rueda de prensa, representando a la FAMME (Federación de Asociaciones de Medicus Mundi de España), en apoyo a la campaña Salvemos la Atención Primaria que promueve la FADSPU (Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública). Esta iniciativa ya cuenta con el apoyo de un millar de firmas y de 51 organizaciones de índole profesional, sindical y social.

En palabras de Enrique: «en los últimos diez años hemos empezado a notar el deterioro de la Atención Primaria: disminución de presupuesto, problemas de recursos humanos […] la Atención Primaria es la puerta de entrada al sistema de salud y con la pandemia de la COVID-19 esta puerta ha sido prácticamente cerrada».

La campaña exige medidas para fortalecer la Atención Primaria que priorice la atención presencial, en detrimento de la asistencia telefónica y electrónica, y con un significativo incremento de profesionales, para superar la situación crítica de la Atención Primaria acrecentada tras la pandemia por la COVID-19. Proponiendo 11 medidas concretas que facilitarían el acceso de los y las pacientes a la Atención Primaria de la forma más rápida y resolutiva. Reduciendo así las desigualdades sociosanitarias.

Con las adhesiones al Manifiesto ‘ANÁLISIS Y PROPUESTAS PARA INTENTAR SUPERAR LA SITUACIÓN CRÍTICA DE LA ATENCIÓN PRIMARIA TRAS LA PANDEMIA COVID’ se formará un grupo de profesionales sanitarios que participarán en la propuesta colectiva de ideas para rescatar a la Atención Primaria.