En nuestro esfuerzo por poner rostro a todas las luchadoras por la salud que integran medicusmundi NAM, hoy nos acercamos a conocer a las personas que realizan prácticas del curso de Monitor/a de Tiempo Libre (MTL) con nosotras en Aragón.

El interés por realizar prácticas para seguir formándose en el mundo profesional no ha decaído y además el alumnado busca la manera de participar activamente y cooperar en el desarrollo. Las ONG’s pueden ser un impulso al mercado laboral a la vez que permite potenciar la solidaridad. En medicusmundi NAM creemos en que los conocimientos aprendidos en las diferentes ramas de estudio y su trabajo pueden ayudarnos a cambiar el mundo.

Conocer un proyecto social desde dentro y participar activamente en él permite conocer la realidad de problemas que afectan a las personas. El objetivo es obtener gratificación realizando una acción que además suponga un impacto a nivel social.

Equipo de prácticas contando cuentos.
Equipo de prácticas contando cuentos.
Ciudadanía Global

Tras recibir el módulo titulado “Ciudadanía Global: Educación para la Transformación Social” que medicusmundi imparte en los cursos de MTL en las Escuelas de Tiempo Libre de Aragón,  Elena decidió realizar sus prácticas en la sede medicusmundi de Zaragoza. Concretamente, en el equipo de cuentacuentos, para aprender más sobre ciudadanía global.  “Cuando escuché la 1ª vez a Marimar y a Gloria contar un cuento, me encantó” manifiesta.

La jornada de nuestro voluntariado en prácticas se basa en realizar actividades en los diferentes equipos de trabajo. Laura, con constancia y empeño, complementa sus estudios de magisterio haciendo las prácticas de MTL en dos equipos de cuentacuentos y títeres.

“Todas las experiencias que tengo son enriquecedoras. Sin ninguna duda, me quedo con el proyecto de los colegios de cuentacuentos. Ya que alegrar así a las niñas y niños, enseñarles esos valores, me llena de satisfacción y alegría”.

Clara, que es graduada en Lenguas Modernas, comenzó a realizar sus prácticas en distintos equipos de transformación social de medicusmundi en Aragón. Contando cuentos en colegios, leyendo cuentos en francés  y colaborando en la propuesta educativa en los institutos aragoneses. Clara confiesa que estas prácticas han superado sus expectativas.

“Pensaba que iba a ser un trabajo más bien mecánico. Interesante para aprender cómo funciona una ONG. Pero no tenía muchas expectativas de hacer nada realmente relevante. Me alegra haberme equivocado en mi previsión. Puesto que he encontrado un trabajo muy motivador, con un equipo de compañeros y compañeras realmente fantástico y comprometido con lo que hace. Las actividades son más diversas y creativas de lo que jamás hubiera imaginado”.

Kaizen

Si las prácticas se tuvieran que definir en una palabra, para Mihela sería: Kaizen. Una expresión que proviene de las palabras japonesas “kai” y “zen”, que en conjunto significan la acción del cambio y el mejoramiento continuo, gradual y ordenado. Mihela se incorporó al equipo de transformación social de medicusmundi en Aragón en el mes de marzo. Comenzó con ilusión y ganas de hacer talleres, cuentacuentos o charlas en los institutos y hoy día quiere seguir haciéndolo. “Lo que más me llena es el tiempo dedicado a los jóvenes, interactuar con ellas y ellos”, cuenta.

Equipo de practicas en Transformación Social medicusmundi Aragon

Cuando el equipo de prácticas en el área de Transformación Social hace balance de esta experiencia con medicusmundi en Aragón, lo consideran un avance personal y profesional.

Más personas como Laura, Elena, Mihaela y Clara

Elena considera ahora que contar cuentos para niñas y niños le ha aportado más confianza en sí misma. Clara añade: “creo que me da un punto de vista completamente distinto a las ideas que yo tenía preconcebidas, tanto con respecto a la sociedad que me rodea como a mi propia percepción sobre quién soy y qué puedo ofrecer al mundo. Profesionalmente hablando, son prácticas para desempeñar el puesto de trabajo de mis sueños”.

En otros casos como es el de Laura, la experiencia le ha permitido adquirir nuevas habilidades. En sus palabras: “He podido conocer la realidad de mucha gente. Además de conocerme más a mí misma y las cualidades que poseo. Profesionalmente, al estar ligado con la infancia igual que mi grado, me ha ayudado a desarrollar habilidades como hablar en público, improvisar y socializar”.

El crecimiento personal y profesional experimentado hace que todas quieran continuar sus propósitos más allá de la ONG. Con empatía, compañerismo y la intención de ayudar, el objetivo de Elena es convertirse en monitora de comedor. Otros sueños como los de Clara y Laura, se acercan también al mundo de la enseñanza. “Quiero ser profesora y poder disfrutar enseñando a los niños. Me gusta mucho la infancia y creo que medicusmundi me da una buena oportunidad para aumentar formación y seguir con mi sueño”, explica Laura. Por su parte, Mihela aspira a poder crear su propio espacio joven con la temática del desarrollo personal y profesional para la juventud.

A través de su espíritu crítico, empatía, solidaridad y compañerismo encuentran ventajas para seguir explorando el mundo profesional a la vez que amplían fronteras personales. El mundo sigue necesitando personas como Laura, Elena, Mihaela o Clara, dispuestas a comprometerse a influir en la sociedad y en sus comunidades aportando su granito de arena volcando sus conocimientos para construir un mundo más equitativo. ¿Te apuntas a ser una de ellas?

Si tienes interés en colaborar en este equipo como parte del voluntariado, te interesa saber más o quieres venir a ver alguna de nuestras actividades, ponte en contacto con Maite Muñoz a través del correo electrónico maite.munoz@medicusmundi.es, del WhatsApp 619 12 82 74 o llamando al 976 20 16 81.

*Este artículo forma parte de una serie sobre los equipos de voluntariado vinculados a nuestro Espacio Mundi de Zaragoza. A continuación, puedes leer los artículos previos:

La comunicación, ventanas al mundo

Un año más, Medicus Joven nos sumamos a trabajar por la igualdad

Talleres, transformar objetos, para cuidar el mundo

Los valores de la mano de los títeres

Hacer del mundo un lugar mejor a través de los cuentos

La juventud, uno de los motores del voluntariado

Reflexionar sobre el mundo desde el aula