Las actividades en los espacios de educación formal son fundamentales para preparar a las personas menores de edad y construir una ciudadanía consciente y solidaria. Dentro de asignaturas como Ciudadanía, Económicas o en las tutorías, muchos institutos e instituciones ya nos han hecho hueco, ¿por qué no el tuyo?

La educación siempre ha sido uno de los primeros recursos utilizados para preparar tanto a la infancia, porque están en su periodo formativo, como a personas adultas para crear conciencia.

Sensibilizar, informar y formar son los objetivos principales de las actividades en los institutos para inspirar y transmitir ciertos valores.

Son acciones necesarias sobre todo en el ámbito educativo donde la juventud requiere asesoramiento y orientación a la hora de enfrentarse al mundo.

Los recursos didácticos ayudan a que la intervención sea un éxito, pero es el voluntariado con su formación, empatía, paciencia y su sensibilidad lo que hace que el mensaje pueda llegar. Algunas personas llevan mucho tiempo en la entidad, como es el caso de Alberto y Raquel que han realizado diferentes actividades en medicusmundi y actualmente atienden al público en el Espacio Mundi y colaboran en las actividades educativas que se desarrollan en los institutos. Hace un año se unió también Marina por un curso de monitora de tiempo libre.

50 minutos de diálogo pueden parecer insuficientes, pero se trata de invitar a reflexionar acerca del mundo en sus cuestiones más amplias pero necesarias para instituir una serie de habilidades sociales. “Cuando entramos hacemos una presentación de la ONG en la que trabajamos, donde lo hacemos, quienes lo conformamos y de ahí pasamos a trabajar el tema de esa semana” explica Raquel.

Desde la importancia del comercio justo, el consumo responsable, igualdad de género hasta problemas del mundo como prejuicios o desigualdades. Todos ellos son contenidos de interés común que además resaltan y refuerzan los valores de medicusmundi. Aunque como explica Raquel, lo que se intenta hacer es que sea una actividad que sea dinámica y reflexiva, “queremos hacerles pensar sobre lo que les vamos a hablar, no queremos introducirles nuestras ideas”.

La clave de este tipo de actividades es involucrar al alumnado y conseguir que participen en la medida de lo posible. “En cursos de edades más tempranas suelen interesarles menos los temas, se limitan simplemente a escuchar y es difícil sacarles una palabra. Pero luego hay otras clases donde se interesan muchísimo , te responden a todo, hacen preguntas y se forman debates” comenta Raquel. Marina añade que se pide la opinión de todos y todas. Además al finalizar la sesión se les entrega una hoja de valoración final que sirve como colofón.

Aunque hablar con adolescentes no siempre es tarea fácil. “Hay que ir con la idea de animar y tratar de que sea lo más amena posible para captar el interés de la juventud. “Muchas veces no vas a conseguir enganchar a toda la clase y es normal, pero hay que intentar mantener el interés y fomentar la participación” añade Marina. Hay que tener claro el público al que uno se dirige tal y como explica Alberto, “las cosas que vas a explicar no son las mismas que las cosas con las que se han criado”. Pero hay momentos que recuerdan a tiempos pasados, tal y como rememora Raquel, “cuando voy es como volver al instituto y darte cuenta de cómo éramos”.

La satisfacción de este voluntariado reside en verlos aprender. “Me quedé bastante asombrado de su cordialidad y educación, no suelen interrumpir con preguntas raras y lo mejor es que se informen de ti, que aprendan y vean, te miren como ejemplo, la verdad es que es algo que está muy bien” recalca Alberto. En el caso de Marina es una enseñanza importante ya que su intención es ser profesora de secundaria. “Estar hablando delante de una clase me ha servido de introducción a este mundo. Además, aunque los temas me resultaban familiares, he aprendido a reflexionar sobre ellos desde otras perspectivas”, comenta.

medicusmundi intenta crear un relato sencillo que ayude a formar y crear una reflexión crítica sobre temas que nos atañen de cerca. La intención es poder crear actitudes y valores de compromiso social para que cada vez haya más personas que se involucren para cambiar el mundo.

Talleres, transformar objetos, para cuidar el mundo

Hacer del mundo un lugar mejor a través de los cuentos

Los valores de la mano de los títeres

La juventud, uno de los motores del voluntariado