El personal de salud de todo el mundo sigue estando en primera línea de batalla contra la COVID-19. Ellas y ellos son el corazón de los sistemas sanitarios públicos. En tiempos de pandemia, este corazón tiene que funcionar a tope para que la atención que reciben las personas sea la mejor posible.

Eso lo sabemos bien en medicusmundi, por eso, uno de los pilares de nuestro trabajo cuando se trata de reforzar los sistemas de salud es colaborar codo con codo con el personal sanitario: escuchando sus necesidades, ampliando sus conocimientos, dotándolos de mejores equipos… mejorando, en suma, las condiciones en las que trabajan, porque tenemos claro que cualquier paso que demos en este sentido implicará directamente una mejora en la salud de quienes más los necesitan.

El coronavirus ya ha infectado a más de 16 millones de personas y ha causado 660.000 muertes por todo el planeta. En Senegal, uno de los cuatros países africanos donde trabaja medicusmundi  NAM, el virus avanza de forma lenta pero progresiva: ya hay 9.805 personas infectadas y han muerto 198.

Cuando los sistemas de salud son  frágiles es necesario actuar rápido.

En países como Senegal, con sistemas de salud frágiles, es necesario actuar rápido reforzando los centros y los puestos de salud, es decir, el primer nivel de atención en salud. El objetivo es evitar el colapso del sistema.

Por eso vamos a dar continuidad al trabajo que venimos realizando con el personal sanitario, mejorando los equipos de protección y prevención con los que cuentan 50 profesionales de 19 establecimientos sanitarios de la ciudad de Saint Louis, contribuyendo así a que estos no se conviertan en focos de contagio.

Adquiriremos equipamientos como guantes, mascarillas, geles hidroalcohólicos, termómetros y productos de limpieza y desinfección.

Carlos Mediano, responsable técnico del proyecto, nos explica la importancia de un proyecto como este: “Contribuiremos a evitar el colapso de los hospitales, a los que solo irán las personas más graves si los puestos y centros de salud funcionan bien. Además, garantizando que el personal de salud puede realizar su trabajo con el menor riesgo posible, será más fácil seguir controlando y tratando el resto de enfermedades. Por último, evitaremos que el propio personal sea un foco de contagio para su comunidad”.

medicusmundi  trabaja en Saint Louis desde hace 5 años contribuyendo al fortalecimiento del sistema público de salud y dando especial protagonismo a las comunidades para conseguir hacer realidad el acceso al derecho a la salud.

Gracias al Ayuntamiento de Pamplona por haber aportado la financiación para este proyecto.

SIN TI, NADA DE ESTO SERÍA POSIBLE

COLABORA