La semana pasada recibimos con mucha tristeza la noticia de la muerte de Margarita Posada, lideresa histórica de los movimientos sociales por el derecho a la salud en El Salvador.

“Margarita siempre se refería a medicusmundi como sus compañeros de lucha. Y no llamaba a cualquiera compañero de lucha”, nos cuenta nuestra representante en El Salvador, Mirella Melgar, que recuerda que compartimos camino con ella en la creación del Foro Nacional de Salud , colectivo que busca incansablemente el derecho a la salud de los y las salvadoreñas a través de la participación social en salud y del que Margarita era coordinadora.

Foto: medicusmundi Bizkaia.

Un camino en el que hemos podido aprender mucho, como nos cuenta Jorge Irazola, que fue cooperante de medicusmundi en El Salvador durante muchos años: “Yo a Margarita la admiro por el poderoso liderazgo político que representó en una experiencia única en América Latina de un movimiento social por el derecho a la salud. Conocerla me ha permitido un aprendizaje permanente de lo que es la movilización social alrededor del derecho a la salud. Yo también la conocía en el ámbito personal, de hecho éramos amigos y puedo afirmar que con su vida dio una lección de coherencia”.

Esta idea la refuerza nuestra compañera Mirella Melgar, para quien trabajar con Margarita supuso “un aprendizaje continuo”. “Mi mayor aprendizaje fue entender que luchar por las pensiones o una reforma fiscal tiene que ver con la salud. Ese discurso es complejo entenderlo sino eres experta en salud pública, pero Margarita lo explicaba tan bien desde un pleno conocimiento y práctica social que todas las personas en los territorios más humildes lo entendían”.

El cáncer ha terminado con la vida de Margarita Posada a los 57 años y a la vez ha asestado un duro golpe a los movimientos sociales no solo de El Salvador, sino de toda América Latina. Como afirma Jorge Irazola “es un golpe tremendo para el movimiento social salvadoreño, es un golpe terrible para quien de una u otra forma apoyamos el derecho a la salud como un derecho humano esencial, pero la fuerza de su trabajo, de su simbolismo y de su figura histórica pueden servir de ejemplo y elemento articulador para que el movimiento responda y continúe con las acciones”.

La lucha continúa y su legado y compromiso debe seguir

Para Mirella Melgar, “su pérdida deja un enorme vacío, pero la lucha continúa y su legado y compromiso debe seguir. El Foro Nacional de Salud y los movimientos sociales salvadoreños tienen ahora una nueva referente histórica con la que abanderar una lucha que es la que ella soñó y nos abrió el camino”.

Ojalá su ejemplo no se pierda y ese camino abierto sirva para seguir consiguiendo conquistas por la salud de los pueblos. Desde medicusmundi seguiremos apostando por ello y acompañando a salvadoreños y salvadoreñas en su lucha por un sistema público de salud fuerte, de calidad y accesible para todas las personas.

Que descanses en paz, Margarita.


“Siempre he sido algo insurrecta” | Entrevista a Margarita Posada en el Faro, que te servirá para acercarte a su figura.