medicusmundi NAM ha puesto en marcha una nueva intervención en Bolivia con el objetivo de contribuir a frenar la expansión del COVID-19. Esta acción alcanzará a 72.089 personas que viven en los municipios de Chuma, Ayata, Aucapata, Apolo, Pelechuco, Charazani y Curva.

A 14 de junio, en Bolivia se han confirmado 18.459 casos de COVID-19 y 611 muertes. La curva que marca la magnitud de la pandemia sigue ascendiendo: el sábado pasado, día 13, se batió el récord de casos diarios, con 913.

Nuestra asociación lleva desde el comienzo de la pandemia trabajando en la elaboración de propuestas para frenar al coronavirus en un país con un sistema sanitario débil. Además, durante la cuarentena hemos colaborado en la elaboración de algunos instrumentos técnicos con la Red de Salud de Apolobamba, que aglutina a todos los municipios donde se desarrolla este proyecto, como protocolos de bioseguridad para los establecimientos de salud, atención a mujeres embarazadas con COVID-19 y la elaboración de un protocolo de atención al COVID-19 adaptado a la realidad regional.

Ahora nos ponemos en marcha para apoyar a la Red de Salud Apolobamba desarrollando las siguientes acciones:

  • Dotaremos de equipamientos e insumos de bioseguridad al personal sanitario.
  • Habilitaremos, equiparemos y organizaremos un Centro de Contingencia del COVID-19 para los municipios de la Red Apolobamba.
  • Capacitaremos al personal de salud sobre el coronavirus y los respectivos protocolos de captación y atención de la enfermedad.
  • En el marco de la Salud Familiar Comunitaria e Intercultural, está previsto realizar visitas familiares que permitan identificar a personas mayores de 60 años, personas con enfermedades de base (diabetes, hipertensión y problemas cardiovasculares y pulmonares) y casos sospechosos, así como situación de la vivienda para definir si corresponde clasificarla como familia de riesgo por hacinamiento.
  • Desarrollaremos charlas educativas y proporcionaremos a las familias mascarillas , jabón y alcohol.
  • Dotaremos de insumos de bioseguridad a familias rurales, ubicadas en áreas de extrema pobreza.
  • Contribuiremos a la coordinación con las organizaciones de pueblos indígenas, originarios y campesinos, juntas vecinales y otras organizaciones sociales, la implementación de las medidas que contribuyan a la cuarentena.

Este proyecto cuenta con el apoyo del Gobierno de Aragón, que ha aportado 50.000 euros en el marco del Comité Autonómico de Emergencias de Aragón.

HAZ TU DONATIVO CONTRA EL COVID-19