La Fundación Benéfica Napardi aportará 20.321 euros para mantener durante un año el funcionamiento del servicio nutricional del Hospital de Nemba, en Ruanda.

Estos fondos servirán para pagar el salario de las tres personas encargadas del servicio nutricional: enfermero nutricionista, asistente social y cocinero, además de para adquirir leña y comida para 22 raciones diarias de desayuno y comida y rehabilitar la cocina que usan familiares de personas ingresadas para preparar su comida.

El objetivo es mejorar el estado nutricional de personas especialmente vulnerables y, por tanto, su salud.

Se prevé comprar alimentos que permitan elaborar menús equilibrados y completos para las personas ingresadas en el hospital, tales como alubias, arroz, harina de maíz, legumbres variadas, patatas, pequeños pescados secos, azúcar, harina enriquecida llamada SOSOMA (sorgo, soja y maíz), leche descremada, leche para recién nacidos, carne de buey, huevos de gallina y fruta.

La rehabilitación de la cocina usada por familiares de personas ingresadas, que en la actualidad se encuentra en muy mal estado, servirá para que tanto personas adultas como niños y niñas que deben permanecer ingresadas en el Hospital de Nemba, puedan recibir la comida que necesitan, ya que en los hospitales ruandeses son las familias quienes deben encargarse de la alimentación de sus familiares.

En este vídeo encontrarás más información sobre nuestro trabajo en Ruanda:

¡Murakoze cyane Napardi!

QUIERO APOYAR ESTE PROYECTO