Nuestro compañero Carlos Mediano ha viajado a Senegal del 14 al 22 de febrero para apoyar y participar, dicho sea de paso 😊, en la carrera popular organizada por la Liga de Atletismo de Saint Louis para fomentar hábitos de vida saludable. Carlos ha ido acompañado de otras tres personas, que han podido conocer la realidad de las zonas en las que trabajamos, los proyectos que realizamos en Saint Louis y Thiangaye y participar también en la carrera.

A su vuelta, le hemos pedido que nos cuente qué sensaciones se trae de este viaje…

Carlos, ¿qué música le pondrías a este viaje?

Creo que la más se le acerca a este viaje es «Africa», de Ismael Lo.

¿Qué imagen se te ha quedado grabada?

Me quedo con dos imágenes: el esfuerzo de las personas con discapacidad en su carrera, donde mucha gente les aplaudía y ellos respondían dando lo mejor de sí, y la capacidad de sonreír de toda la gente.

¿Cómo está nuestro equipo en terreno? ¿Y nuestro socio local?

Nuestro equipo son personas que trabajan mucho y no escatiman esfuerzos para mejorar los proyectos, y nuestro socio, el Consejo de Barrio de Léona/HLM, es un ejemplo de cómo una organización comunitaria debe trabajar, estando implicado en la solución de todas los posibles problemas de la comunidad.

¿Qué sientes tú al formar parte de todo esto, al poder compartir todas estas experiencias?

Creo que soy un privilegiado, que puedo desarrollar mi vida profesional con mucha gente muy diversa, pero que tiene una forma común de ver la vida: la solidaridad entre las personas como eje fundamental que es la base de tu experiencia vital. A veces personas empobrecidas te dan lecciones de solidaridad entre ellas que te sorprenden. Por ejemplo, si alguien tiene problemas, su vecindario le ayuda.

¿Cómo ha estado la carrera en la que habéis participado? ¿Ha respondido a las expectativas en cuanto a número de participantes?

La carrera ha sido toda una experiencia. Primero porque todos, incluidas las personas con discapacidad, han tenido su espacio de participación en la misma. Han participado muchos niños y niñas, que son el futuro. A nivel personal, los 10 kilómetros son para gente que haga entre 30 y 45 minutos, y nosotros íbamos más despacio, pero la verdad es que disfrutas mucho… y la gente que te ve también. Mucha gente nos animaba a seguir.

Y para terminar, ¿cómo marchan los proyectos?

Los proyectos de formación, rehabilitación y equipamiento se desarrollan adecuadamente. Quizás lo más importante es la cantidad de veces que la gente nos ha agradecido la ayuda, ¡incluso nos ha puesto una placa en el centro de salud de Mpal! Y el proyecto de deporte y salud es una puerta a unos cambios en los hábitos (sobre todo de las mujeres) que tardarán en darse, pero son los primeros pasos que sin ellos no se darían.

QUÉ ESTAMOS HACIENDO EN SENEGAL