Ya llevamos cuatro días en este hermoso país de colores, contrastes y buena gente… Félix Fuentenebro y yo, Idoia García, llegamos a Guatemala el pasado miércoles 11 de septiembre. El objetivo de nuestro viaje es ver los proyectos que estamos desarrollando acá, trabajar con el equipo del Instituto de Salud Incluyente – ISIS (nuestro socio local) y participar en la presentación de la publicación “El camino a la transformación del sistema público de salud. Plan maestro nacional de redes de atención en salud. Completando la espiral”, de la que os hablaré en esta ocasión.

En la mesa del acto de presentación de la publicación estuvieron Miriam Catarina Roquel, Procuradora adjunta I, PDH, Hugo Monroy, próximo Ministro de Salud, Beatrice Bussi, Jefa adjunta de cooperación de la UE, Miguel González, director de la Oficina Técnica de Cooperación Española, Marieta Iradier, Coordinadora de la FCSAI, Juan Carlos Verdugo, Director del Instituto de Salud Incluyente y Félix Fuentenebro, director de la Federación de medicusmundi en España. Todos ellos felicitaron a ISIS y medicusmundi NAM por la publicación, fruto de 2 años de investigación e intenso trabajo.

Félix en su intervención recordó los 56 años de experiencia en cooperación sanitaria internacional de medicusmundi, 30 en Guatemala, que nos reafirman en la idea de que para lograr el acceso universal y equitativo a la salud debemos apostar por fortalecer los Sistemas Públicos de Salud y utilizar como estrategia la Atención Primaria de Salud.

La presentación de la publicación estuvo a cargo de Juan Carlos Verdugo, Cristian Osorio y Gustavo Molina, del equipo de ISIS.

Juan Carlos, explicó que la publicación, cierra la serie «Hacia una reforma de salud integral e incluyente», que está dirigida a incidir en la transformación del sistema de salud y del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) de Guatemala, con el fin de garantizar el acceso público universal y el derecho humano a la salud para toda la población guatemalteca. Esta serie se complementa con la serie «Herramientas de gestión para una nueva salud pública», siendo esta última la que permite concretar el modelo de gestión en áreas y distritos de salud, formaciones estratégicas del personal en salud y nuevas estructuras presupuestarias necesarias para dar viabilidad del plan maestro que se presentó el viernes.

Esta publicación viene a llenar un vacío con relación a la ausencia de propuestas que propongan salidas alternas a la crítica situación histórica que atraviesa el el sistema de salud de Guatemala.

Las necesidades y problemáticas de salud de la población son cada vez más complejas y no existe una respuesta institucional acorde al nivel de exigencia que se requiere. De hecho, no existe en el marco de la política pública de salud, una proyección del desarrollo integral de la red de atención en el corto, mediano y largo plazo. Lo que se propone es una ruptura con la inercia y política de arrastre del Ministerio, para hacer un cambio de rumbo basado en la realidad guatemalteca, concebida esta de manera multidimensional.

Cristian, por su parte, explicó que esta ruptura es epistemológica, partiendo de principios y valores que se concretan en un conjunto de perspectivas y atributos, en reconceptualizaciones innovadoras en el campo de la salud, en nuevas formas organizativas en redes de atención y nuevas miradas de hacer la gestión pública. La propuesta, contiene un ejercicio innovador de proyección de la red de atención en salud en sus diferentes expresiones, centrando la propuesta en el desarrollo integral de la red de atención institucional del Ministerio de Salud, proponiendo nuevas modalidades de gestión y de atención en salud pública.

Por su parte, Gustavo, explicó el avance de la transformación del Sistema Público de Salud, lo que se denomina la Reforma de Salud Integral e Incluyente, centrada en el derecho humano a la salud, el fortalecimiento de la institucionalidad pública, la democratización del campo de la salud y una mayor distribución de financiamiento del presupuesto del Estado para el Ministerio. Esto último implicaría el aumento progresivo del financiamiento con relación al producto interno bruto y espacios fiscales mayores para su viabilidad.

Para realizar este trabajo hemos contado con el apoyo de AECID, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Madrid y Fundación CSAI.

Se espera que la comunidad científica, gestores públicos, autoridades sanitarias y políticas, trabajadores y trabajadoras de salud, organizaciones sociales, sector privado lucrativo y no lucrativo, pueblos y la población en general, acojan la publicación como una contribución más que ayude a generar debate y a encontrar respuestas prácticas a la difícil situación que atraviesa el país.


Idoia García Pascual

medicusmundi NAM