El 30 de mayo presentábamos a la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo de España (AECID), el informe final de un convenio de cooperación de cuatro años de duración. Un proyecto en el que medicusmundi ha trabajado de la mano de su socio Local, CEDEC (Centro de Defensa de la Cultura) y de Médicos del Mundo.

El objetivo de este convenio era fortalecer la promoción de la salud y la atención integral e intercultural con enfoque de género en 4 Redes de Salud (15 municipios) de los Departamentos de La Paz y Cochabamba, en Bolivia… Un objetivo ambicioso, que podemos afirmar con alegría que se ha cumplido con creces.

Aquí tienes algunas de las claves de este proyecto:

#1 El personal de salud mejora su formación

En estos cuatro años, se ha logrado mejorar las capacidades del personal técnico de salud, en el primer nivel de atención, para brindar servicios de salud integrales, que respeten y atiendan los requerimientos culturales de mujeres y hombres, reorientando las acciones hacia la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud, en el marco de la Atención Primaria de Salud.

#2 Aumenta la participación de la comunidad en la gestión de los servicios de salud

Hemos conseguido fortalecer los procesos de gestión participativa y control social en salud y se ha hecho mucho trabajo de incidencia en los espacios de la cooperación española e internacional, articulando el trabajo que estábamos haciendo, con el Ministerio de Salud, de acuerdo a su política sanitaria.

#3 Los servicios de salud se adaptan a las personas

El aumento de la participación ha tenido resultados: la población ha logrado reorientar el funcionamiento del servicio de salud, definiendo, entre otros temas, los días y horarios de atención por parte del centro de salud, la adecuación cultural del establecimiento de salud (infraestructura, equipamiento, normas y procedimientos) y el trabajo del personal de salud, tanto dentro como fuera del centro sanitario.

Su participación en la Gestión Participativa en Salud no sólo está permitiendo que mejore la atención en salud, sino las condiciones de vida de la población. Por ejemplo, se han gestionado ante los gobiernos municipales, departamentales y nacionales proyectos de alcantarillado, agua potable, riego, viviendas, letrinas, etc.

#4 No hay salud sin equidad de género

Durante todo el desarrollo del convenio, hemos puesto en marcha acciones para fomentar la equidad de género. Por ejemplo, se impulsó la representación política de mujeres en espacios de toma de decisión a nivel comunal y en los gobiernos municipales y se elaboraron propuestas de proyectos construidas de manera participativa con apoyo de mujeres de los gobiernos municipales. Se promovió el fortalecimiento del Plan Municipal de Salud, a través de la atención diferenciada de las necesidades de mujeres y hombres.

#5 Herramientas para mejorar la gestión

Así mismo cabe destacar que se ha logrado transferir el Software de Atención en Salud al Individuo, Familia y Comunidad (SASIFC), diseñado y puesto en marcha por medicusmundi, al Ministerio de Salud, para su uso a nivel de otros establecimientos de salud del país, fuera de la zona de intervención del convenio.

#6 Generamos espacios para la reflexión

También en el marco de este proyecto, se ha realizado un interesantísimo trabajo de Educación para el Desarrollo, que ha consistido en la creación de un espacio web de conferencias cortas en vídeo sobre la salud mundial y sus determinantes. saludenelmundo.blog  es un espacio divulgativo que se ha construido con el testimonio y la experiencia de personas voluntarias y profesionales del ámbito de la política, de las ONGD, de los movimientos sociales y de la administración de salud de diferentes lugares del mundo.

Es mucho el trabajo y el esfuerzo que se ha realizado en estos cuatro años y desde luego, imposible de reflejar en apenas unos párrafos… pero me quedo con lo más importante: gracias al esfuerzo de muchas personas, que han creído en nosotras y nosotros, hemos conseguido que la salud sea un derecho al alcance de más personas.

Gracias a los equipos de CEDEC y Médicos de Mundo por su valiosísimo trabajo y su buen hacer, a la AECID por su confianza, al equipo de medicusmundi en terreno y aquí. Y sobre todo gracias a todas las mujeres y hombres de Cochabamba y La Paz, que han logrado que este proyecto haya sido un éxito.

Idoia García Pascual
medicusmundi NAM