Leire Lopetegui nos deja sus impresiones y vivencias en Perú, donde ha estado tres meses junto a Amaia Lekuona, realizando unas prácticas de Enfermería durante las que ha tenido la oportunidad de conocer y apoyar el trabajo de medicusmundi para mejorar la salud de los pueblos.

¿Por qué decides hacer este voluntariado con medicusmundi?

Desde hace tiempo he estado pensando que me gustaría ser parte de algún proyecto similar a este, pero por distintas razones nunca me lo había planteado hasta que la universidad nos dio la oportunidad de formar parte de un proyecto de cooperación al desarrollo por medio de medicusmundi que desde el principio supe que me iba a encantar.

¿Qué labor has desempeñado? ¿Qué es lo que más te ha gustado de todo lo que has podido hacer?

Durante toda mi estancia en Churcampa, he estado ayudando en todo lo que he podido. En lo que respecta a las labores de campo o los talleres que íbamos realizando por los distintos pueblos, he sido parte del equipo y he ido ayudando con los materiales, las charlas, etc. y en relación a los días que estuvimos en los centros de salud, he podido ayudar y encargarme de la consulta de enfermería, las vacunaciones y demás. No obstante, y fundamentalmente, mi labor principal ha consistido en observar y aprender todo lo posible.

Me quedo con las ganas con las que trabaja el personal del proyecto y el respeto que tiene a la medicina tradicional.
Has acompañado al equipo de trabajo del proyecto en su tarea diaria, ¿Qué destacarías de esta experiencia? ¿Qué cosas te han llamado más la atención?

Me ha resultado difícil destacar una sola cosa de esta experiencia… pero si tuviera que elegir algo me quedaría con las ganas con las que trabajan y el respeto que tienen a la medicina tradicional. Personalmente, también me impresiona la relación tan estrecha que mantienen con la naturaleza o Pachamama las comunidades rurales.

¿Qué sientes que has aprendido a un nivel más personal? ¿Qué te han aportado las gentes con las que has compartido este tiempo?

He aprendido a vivir, a valorar lo que ese tiene. He aprendido a no ser tan conformista y a luchar por lo que uno cree.

¿Recomendarías esta experiencia a otra persona? ¿Por qué?

Sin ninguna duda, mi respuesta a si recomendaría esta experiencia es sí. Además de la experiencia que supone el salir fuera, tan lejos de casa y por tanto meses, y lo mucho que aprendes con ello, el haber sido parte de una gran comunidad que te recibe y de la que puedes aprender muchísimo es increíble.

Creo que medicusmundi realmente hace una buena labor.
Ahora que lo conoces mejor, ¿Qué piensas del trabajo que hace medicusmundi en los países del Sur para conseguir que todas las personas puedan disfrutar del derecho a la salud?

Sin duda comparto el pensamiento o la idea de que todas las personas deberían disfrutar del derecho a la salud y a consecuencia, creo que medicusmundi realmente hace una buena labor. Me gusta la forma de trabajo de medicusmundi, pues se dedican a proporcionar distintos tipos de ayudas en diversos países, pero dejan que sean ellos mismos los que se vayan desarrollando o construyendo su propio camino en todo momento.

¿Qué te llevas? ¿Qué dejas?

Me llevo muchas cosas, pero una de las más importantes son las amistades, y en concreto una. Durante el tiempo de estancia en el proyecto entablamos muchas relaciones de amistad entre y es algo que sin duda me llevo. No obstante, también me llevo todo lo que he vivido, aprendido y observado allí…

Y respecto a lo que dejo, dejo compañeros y una experiencia que nunca olvidaré.