Dentro de los actos conmemorativos del Día de Navarra, el pasado lunes 26 de noviembre tuvo lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra la entrega de los Galardones de Juventud 2018, un reconocimiento que, en la categoría de institución o entidad, este año ha recaído en medicusmundi.

El galardón a la Entidad o Institución se concede a una organización que destaque por su actuación a favor de la juventud, que favorezca la participación social, la autonomía o la calidad de vida de los jóvenes navarros. Se reconoce de esta manera el trabajo que medicusmundi viene realizando desde que en 2010 decide apostar por el trabajo con jóvenes en la educación no formal.

La presidenta Uxue Barkos destacó de este proyecto su compromiso con los derechos humanos, ya que “acerca a este colectivo problemas mundiales como la pobreza, la igualdad de género o el consumo responsable, favoreciendo que la juventud asuma el compromiso con un futuro mejor”.

Son más de 180 personas jóvenes las que han participado en los Grupos de Acción Social desde su creación, y como no podía ser de otra manera, fue una de ellas, Erika Zaldúa, la encargada de recoger el premio. Comenzó su intervención agradeciendo a Gobierno de Navarra y Fundación Hermanos Sarasibar su apoyo a este proyecto, para a continuación resaltar el papel de la juventud en la sociedad. “Porque no somos la generación perdida de la que mucha gente habla, porque no nos da igual todo. Al contrario, somos jóvenes de entre 14 y 17 años con grandes intereses en los problemas sociales actuales y que, precisamente gracias a GAS, conseguimos convertir esos intereses en acciones.”

Este es un premio compartido, porque sois muchas las personas que formáis y habéis formado parte de GAS. Así que queremos aprovechar este espacio para mandar un gran abrazo de agradecimiento a las familias y jóvenes participantes por su confianza y su interés; al enorme equipo de monitoras y monitores que, de manera voluntaria, dedicasteis y seguís dedicando vuestro tiempo a un proyecto que entendéis necesario e ilusionante; y a todas las personas que habéis formado parte de alguna manera de este proyecto, simplemente por creer en él.

Creemos en lo que hacemos. Creemos en una sociedad concienciada y crítica. Y sobre todo, creemos en las personas jóvenes como motor de cambio. Porque como dijo Erika Zaldúa, “los jóvenes sí, los jóvenes queremos cambiar el mundo”.