Según las Naciones Unidas, la República Democrática del Congo (RDC) es uno de los peores lugares del mundo en el que nacer mujer.

Las mujeres ocupan un lugar extremadamente vulnerable  en este país en el que la violencia sexual es uno de los grandes problemas sociales. Tanto es así que Amnistía Internacional ha denominado la RDC como “la capital mundial de la violencia sexual”. De hecho, se estima que a nivel nacional tienen lugar… ¡ más de 1.000 violaciones al día!

Pero la vulnerabilidad de la mujer va mucho más allá de este tipo de violencia; las mujeres apenas tienen poder de decisión ni sobre sus propios cuerpos, ni mucho menos sobre su acceso a la educación, al trabajo o a la esfera pública.

En este contexto, que una mujer haya depositado su candidatura para optar a la presidencia del país en las próximas elecciones de diciembre de este año, es un soplo de esperanza. En 2016, Monique Mukuna, abrió el camino convirtiéndose en la primera mujer en presentar su candidatura a las elecciones presidenciales. En 2018 Marie-José Ifoku se enfrenta a 24 hombres en una carrera por la presidencia en la que realmente tiene pocas opciones de ganar. Sin embargo, su presencia es ya una pequeña victoria.

Y es que a pesar de todo la República Democrática del Congo está repleta de mujeres valientes que luchan por defender sus derechos y conquistar el espacio que les corresponde en la sociedad y en la vida pública; movimientos, agrupaciones, activismos, mujeres solas o acompañadas. Los ejemplos son muchos, Marie-José Ifoku es solo uno más. Te contamos algunas de estas historias:

  • Passy Mubalama es una activista por los derechos de las mujeres en su país. A través de su blog (en francés) realiza un continuo llamamiento a un mayor respeto y justicia hacia las mujeres en la sociedad congoleña. En sus propias palabras; “Las mujeres en RDC necesitan conocer sus derechos para ser capaces de defenderse mejor. Me hace feliz ver que cada vez más y más mujeres están dejando atrás las normas e imposiciones de género de nuestra sociedad ,pero sin embargo todavía estamos infrarrepresentadas en la esfera pública”.

  • Ley Uwera es una fotoperiodista, bloguera y activista en redes sociales, que a través de Instagram lleva a cabo un intenso trabajo de sensibilización y denuncia. ¡Síguela en Instagram!

  • Caddy Adzuba es una reconocida abogada, periodista y activista, ganadora, entre otros premios, del premio príncipe de Asturias de la concordia, por su trabajo en defensa de los derechos de la mujer, la infancia y la libertad de prensa en el Congo.
    Desde Radio Okapi, emisora de la Misión de Naciones Unidas en RDC, deja oír su voz en todo el territorio, además, es miembro de la Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación del Este de Congo desde donde han realizado distintas alegaciones a la Corte Penal Internacional y al Senado de los Estados Unidos. Es también presidenta de una asociación que trabaja con niños y niñas abandonados y desmovilizados.
    Aquí puedes leer un artículo sobre ella en Diario Público.

  • Justine Masika es una conocida activista congoleña. Es la coordinadora del movimiento “Synergy of Women for Victims of Sexual Violence” donde trabaja para mejorar la vida de las mujeres del ámbito rural, defender sus derechos y prestar apoyo a las víctimas del conflicto, especialmente a las mujeres supervivientes de violencia sexual. Su organización trabaja sobre todo en la provincial de Kivu Norte pero su voz se ha dejado oír alto y claro en todo el país por lo que ha sufrido, y sigue sufriendo, amenazas de encarcelamiento, violencia e incluso muerte.

  • Christine Schuler Deschryver es una importante activista congoleña, directora de la organización V-Day Congo, una entidad que presta apoyo a mujeres víctimas de violencia en el país a través de un programa que busca, no sólo curar las heridas, sino superar la victimización de las mujeres que reciben cursos y apoyo para convertirse en líderes en sus propias comunidades. El trabajo de esta organización y de esta activista ha sido recogido en el documental City of Joy, que puede verse en la plataforma digital Netflix.

  • Sophie Lihau Kanza fue una precursora, una pionera. Nacida en 1940 fue la primera mujer del país en recibir educación secundaria y la primera en graduarse en la Universidad. También fue la primera mujer ministra del país y, al final de su Carrera, en ocupar puestos de responsabilidad en Naciones Unidas.

Más información: nam@medicusmundi.es