A finales del pasado mes de mayo medicusmundi Internacional (MMI) celebró su asamblea anual. Un encuentro que no solamente se utiliza a nivel interno para planificar las actividades que esta red pretende hacer en el futuro, sino que también refuerza el papel que MMI desarrolla en la mejora de la salud mundial.

La red de MMI hace coincidir desde hace muchos años su asamblea anual con la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra. El motivo es doble: por una parte, permitir a los miembros de MMI poder asistir a los diferentes encuentros que se dan durante los días que dura la Asamblea de la OMS, con el fin de conocer de primera mano qué iniciativas y políticas se están desarrollando para mejorar la salud mundial. Pero también, y dado que MMI mantiene el estatus de relaciones oficiales con la OMS, durante estos días se muestra la capacidad de incidencia de MMI en aspectos que definen la salud mundial.

La voz de MMI se escucha en esta Asamblea de la OMS a través de diferentes declaraciones sobre asuntos que los miembros de MMI consideran relevantes. Nuestra voz se escucha en conjunto con la de People’s Health Movement, una plataforma mundial que defiende el derecho universal a la salud, y que gracias a MMI puede ser escuchada en la OMS.

En 2018 MMI ha estado presente en 13 declaraciones sobre asuntos muy diferentes, por ejemplo, en el programa de trabajo de la OMS 2019-2023, en las políticas sobre cambio climático, medioambiente y salud, o en la declaración sobre escasez mundial de medicamentos, por poner algunos ejemplos.

Estos datos permiten asegurar que MMI es uno de los actores no estatales que está en relaciones oficiales con la OMS más activo y que más declaraciones ha presentado en esta Asamblea. De hecho, la delegación de MMI ha alcanzado este año las 60 personas.

A nivel interno, el núcleo central de las actividades de la red de MMI se centraron en el sábado 26 de mayo, fecha en que se celebró su Asamblea anual. Durante el encuentro, los diferentes miembros de la red pudieron analizar las actividades realizadas y previstas en 2018 por los diferentes grupos de trabajo, y aprobar las cuentas de 2017 y el presupuesto de 2018.

Una red internacional como MMI tiene cada vez más sentido en un mundo donde la globalización tiene un papel más y más relevante en muchos sectores de la sociedad, incluyendo la salud.

Los 3 grupos de trabajo están siendo muy activos. El grupo de Cooperación Sanitaria Eficaz ha participado en 2018 en el Simposium sobre “El Estado como garante de la salud: retos y amenazas”, organizado en febrero por medicusmundi Bizkaia en Bilbao, y en abril en una sesión en el Geneva Health Forum sobre “Salud digital, e-salud y msalud: ¿avance para la salud pública o la creación de una nueva dependencia?”. Además, en octubre está previsto que presente una ponencia “Instrumentos normativos para mejorar la legitimidad y la eficacia de la cooperación sanitaria internacional en apoyo de los sistemas nacionales de salud” durante el 5º Symposium global sobre investigación en sistemas de salud. También está prevista la participación de MMI en la Asamblea de People’s Health Movement en noviembre, además de otras talleres y encuentros durante el resto del año.

En cuanto al grupo de trabajo de Gobernanza en Salud Global, podemos destacar la participación en enero de 2018 en una reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS, y contactos permanentes con diversos departamentos específicos de la OMS, como los de Recursos Humanos Sanitarios, Actores No Estatales, Enfermedades No Transmisibles, Cobertura de Salud Universal y Atención Primaria de Salud. También debemos destacar la participación de MMI en el “Geneva Global Health Hub” (G2H2), una plataforma que le sirve a la sociedad civil como punto de entrada para conectar con las instituciones globales de salud en Ginebra. Se ha seguido participando activamente en diferentes grupos dentro del G2H2, como el grupo de trabajo FENSA Watch, donde se analizan las relaciones y acuerdos de la OMS con los actores no estatales, o el grupo de trabajo “40 años de Alma Ata”, para preparar el 40 aniversario de la Atención Primaria de Salud que se realizará en octubre de 2018.

Tras la Asamblea, MMI celebró un evento público donde se reflexionaba sobre las causas que provocan que exista explotación sexual en la cooperación internacional: “#AidToo: Sexual exploitation in international cooperation. Prevent, respond adequately – and most of all: address the root causes”. En este evento, se reunieron personas expertas de diversos sectores, que intercambiaron experiencias de buenas prácticas en ONG, y los problemas que se encuentran para poder desarrollar medidas eficaces para acabar con este problema, análisis profundos de las causas por parte de institutos de medicina tropical, o las herramientas y políticas que usan algunas Agencias de Naciones Unidas.


Carlos Mediano Ortiga. Presidente de medicusmundi Internacional


Para saber más, visita la página de medicusmundi Internacional.


Las dos fotos que ilustran esta noticia están tomadas de la web de MMI.