El 7 de abril de cada año se celebra el Día Mundial de la Salud (DMS), una fecha para recordar que la Salud es un Derecho, no un privilegio, y que todas las personas tenemos la responsabilidad de actuar y defenderlo.

Hace falta todavía recorrer un largo camino para que este día pueda ser un día de celebración: la mitad de la población mundial carece de acceso a los servicios sanitarios esenciales, y al menos 100 millones de personas se ven sumidas cada año en la pobreza extrema porque tienen que pagar los servicios de salud de su propio bolsillo. Cada día mueren alrededor de 16.000 menores de 5 años y 800 mujeres por problemas que en su mayoría tienen solución. Enfermedades como la diabetes o el cáncer han dejado de ser exclusivas de los países enriquecidos, y ya suponen el 68% de las muertes mundiales.

“Nadie debería tener que elegir entre la muerte y las dificultades económicas. Nadie debería tener que elegir entre comprar medicamentos y comprar alimentos”. Palabras del Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que reflejan una realidad: hoy en día la inequidad es uno de los mayores problemas de salud en el planeta.

¿Cómo podemos solucionarlo?

Para acabar con las desigualdades, la mejor estrategia es conseguir la Cobertura Sanitaria Universal (CSU), o lo que es lo mismo, garantizar que todas las personas en cualquier lugar, puedan tener acceso a servicios de salud esenciales y de calidad sin tener que pasar apuros económicos.

Para conseguirlo es necesario pasar de unos sistemas de salud concebidos en torno a las enfermedades y las instituciones, a unos sistemas de salud concebidos en torno a las personas y para ellas. Y para ello es imprescindible voluntad y decisión política encaminadas a lograr mayor población cubierta, mayores servicios ofertados a la sociedad, y menos pago individual. El reto es que de aquí a 2023 1.000 millones más de personas tengan cobertura sanitaria. Y todas las personas podemos desempeñar un papel importante para ello.

¿Qué hacemos desde medicusmundi?

En medicusmundi creemos firmemente que es posible y viable lograr grandes avances para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) partiendo de la premisa de que la mejor manera de conseguir salud para todas las personas es construir sistemas públicos de salud fuertes, que no dejen a nadie atrás. Por eso seguimos trabajando día a día para hacer realidad el derecho a la salud.

Con esta visión, contribuimos a la formación del personal sanitario, el verdadero corazón que hace funcionar al sistema de salud, trabajando también para mejorar sus condiciones de trabajo. Hacemos más accesible la salud mediante la mejora de infraestructuras y equipamientos, aumentando la calidad y la calidez de los servicios prestados. Tratamos de adecuar la atención sanitaria a las culturas locales. Trabajamos también para garantizar la financiación adecuada de los servicios de salud mediante el fomento de mutualidades de salud para que nadie caiga en la pobreza por tener que pagarse los gastos sanitarios. Y tenemos muy presente que salud es mucho más que atención sanitaria, por lo que también apoyamos acciones encaminadas a mejorar aquellos aspectos que también influyen sobre nuestra salud, como pueden ser el agua, la alimentación, la vivienda o la pobreza.

#CambiaSuHistoria

Nuestra campaña #CambiaSuHistoria se suma a la campaña global y busca llamar la atención sobre las terribles consecuencias que tiene sobre la vida de las personas el que la Salud sea un privilegio y no un derecho. Es posible cambiar la cifra de 100 millones, es viable y aunque la solución mayor parte de la voluntad política también tenemos la responsabilidad, todas las personas, de conocer la realidad, abordar problemáticas, proponer soluciones, construir en colectivo. Porque así tenemos más fuerzas para cambiar las cosas.

Desde medicusmundi  seguiremos construyendo salud en cada lugar en donde estemos. Puedes unirte a nuestra labor y participar de las acciones que llevamos a cabo todo el año. Conoce nuestras actividades por el Día Mundial de la Salud y participa de ellas, es también una forma de construir salud.