“Competir” con Trota de Salerno y con William Beveridge no debe ser fácil, pero encima salir airosa, ya se puede considerar todo un éxito. Eso es lo que le ha pasado a Lucrecia Hernández Mack, antigua compañera de viaje de medicusmundi en la definición del Modelo Incluyente de Salud, y cuyo nombre han adoptado para su promoción los alumnos y alumnas del máster de Salud Pública de la Escuela Nacional de Sanidad.

Después de dos jornadas de deliberación y votaciones secretas, Lucrecia Hernández Mack era elegida para dar nombre a la promoción 2017-2018 del máster de Salud Pública de la Escuela Nacional de Sanidad (ENS).

En realidad podríamos decir que su nombramiento comenzó a gestarse hace mucho tiempo, cuando Alicia del Cura, una médica madrileña que ahora está cursando el máster, decidió viajar como voluntaria con medicusmundi a Guatemala, donde se enamoró del Modelo Incluyente de Salud que apoyamos en el país. Un modelo en cuya gestación participó Lucrecia Hernández Mack y que durante un breve periodo de tiempo ha podido impulsar como Ministra de Salud.
El nombramiento se ha hecho efectivo este jueves, cuando Lucrecia ha podido compartir espacio con los alumnos y alumnas del máster y ofrecer una conferencia junto con Eduardo Espinoza, Viceministro de Políticas de Salud de El Salvador, sobre el acceso al derecho a la salud en Centroamérica.

Reproducimos aquí textualmente, las bonitas palabras que recibió Lucrecia para justificar su elección:

“Queremos que sepa por qué la hemos elegido: por ser una figura clave en la atención sanitaria de calidad y con calidez, luchando contra las injusticias estructurales que han existido y existen en Guatemala, y cambiándolas de hecho con su labor política; por su cercanía con la población guatemalteca y con las personas en general; por su capacidad de comunicar sus ideas y saberes; por su perseverancia en garantizar la equidad en salud; por su valentía al abordar la temática de género; por su implicación en organismos nacionales e internacionales con la responsabilidad, el enriquecimiento y el intercambio de conocimiento que ello conlleva; por demostrar honestidad y coherencia separándose de un gobierno abiertamente corrupto; por todo ello la reconocemos como figura clave en la salud pública del momento, y le rendimos homenaje poniéndole su nombre a nuestra promoción, iniciando una hermosa tradición en nuestra Escuela.”

Es la primera vez que una persona es homenajeada de esta manera en el máster de Salud Pública de la ENS, en una bella iniciativa que ha partido de un alumno, que se inspiró en la elección de nombre de promoción que hacen en la Escuela Nacional de Administración francesa.

¡Enhorabuena Lucrecia!