Esta semana diversos actores de la economía social y solidaria han presentado ante el Parlamento Europeo una propuesta para las instituciones europeas y a los gobiernos que reconozcan la importancia de la Economía Social y Solidaria para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El evento ha sido una ocasión para debatir sobre la Economía Social y Solidaria y su papel en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible adoptada por las Naciones Unidas. Además, se ha abordado cómo la economía social y solidaria puede representar un modelo para el sector privado en la transición hacia una economía sostenible.

Según se destaca en el documento “Maximizing Dignity through social and solidarity economy“, la economía social y solidaria puede servir como paradigma para que el sector privado actúe en relación con los derechos humanos y la dignidad, y aún más, en la lucha contra la pobreza mundial y la promoción de un mundo sostenible.

Este nuevo paradigma social está previsto en la Agenda 2030 y el sector privado está llamado a desempeñar un papel decisivo en la consecución de los 17 ODS.

El documento ha sido impulsado por la plataforma SUSY-Sustainable and Solidarity Economy, un  proyecto europeo formado por 26 socios de 23 países europeos, entre ellos el Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), entidad que lidera las acciones de este proyecto en España.

El proyecto, ha realizado actividades de investigación, mapeo, formación y sensibilización, y ha tenido como objetivo promover métodos alternativos de producción y distribución, diferentes modelos de consumo y ahorro a partir de las mejores prácticas de la ESS identificadas en Europa y en el resto del mundo.

Puedes conocer más sobre esta plataforma en el siguiente link: SUSY-Sustainable and Solidarity Economy