Si te informas, adquieres capacidad para opinar, para razonar, adquieres el poder de tomar decisiones conscientes, la libertad para dejar de pensar de una determinada manera simplemente porque los demás lo hacen, o porque se supone que es como debes pensar… Libertad para criticar, para denunciar. Libertad para pensar lo que crees más justo y no lo que se te impone.


Pero la verdad es que hoy en día informarse no es nada fácil. En general la información que recibimos los ciudadanos es parcial y manipulada. Tenemos tendencia a utilizar como fuente de información únicamente aquellos medios o canales que “piensan” como consideramos correcto, que presentan la realidad tal y como la vemos, sin contrastar, sin asumir que hay muchas maneras de entender esa realidad.

“Si entre las muchas verdades eliges una sola y la persigues ciegamente, ella se convertirá en falsedad, y tú en un fanático.” R. Kapuscinki

Internet, las redes sociales, han supuesto una revolución en este sentido. La información está ahí, disponible, pero en su mayoría es información que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a emociones, creencias o deseos, y por eso elegimos aquella que coincide con lo que creemos.

El tristemente famoso término “Posverdad” o mentira emotiva se refiere a la distorsión deliberada de una realidad, con el fin de crear y modelar opinión pública e influir en las actitudes sociales, en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales.

Informarse adecuadamente es una responsabilidad, es la única manera de ejercer una ciudadanía activa y responsable, de conocer lo que ocurre más allá de lo que nos cuentan las portadas de los periódicos, las cabeceras de los telediarios o nuestro timeline de Twitter.

Que no es fácil es un hecho. Que es complicado encontrar información que hable de Derechos, de personas, de lo que está pasando en el mundo, también…

Por eso en este post te dejamos una serie de fuentes y referencias que esperamos te ayuden. Sabemos que no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

  • Periodismo Humano: Es un medio de comunicación profesional con enfoque de derechos humanos.  En Facebook
  • Desalambre: es la comunidad de periodismo y derechos humanos de eldiario.es. Toma su nombre del blog que hasta ahora ha canalizado en este medio parte de los contenidos dedicados a la acción social, a la cooperación, a la libertad de expresión. En Facebook
  • La Marea: Es una revista mensual en papel y un medio digital diario (lamarea.com) editados por MásPúblico S. Coop., una cooperativa de lectores y trabajadores que apuesta por el periodismo riguroso y comprometido, los reportajes en profundidad y la cultura.  En Facebook
  • Por causa: La Fundación porCausa hace investigación y periodismo sobre migraciones en colaboración con los medios de comunicación.
  • Periodismo Digno: Periodismo ciudadano, alternativo e independiente. Está especializado en la cobertura de protestas y conflictos de cambio social. En Facebook
  • Periodismo de Abajo: Es un espacio virtual en formato revista con una periodicidad semanal que no propone un periodismo neutral ni falsamente objetivo sino un espacio de abajo y la izquierda, fuera del poder.  En Facebook
  • Éxodo: Es un canal de información independiente sobre la crisis migratoria en la Unión Europea.

¿Conoces otros medios y fuentes de comunicación alternativos? ¿Nos los presentas?