Los documentos secretos del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) entre Europa y EE.UU. hechos públicos por Greenpeace esta semana reflejan la magnitud del intento de los Estados Unidos y la Unión Europea de anteponer los beneficios empresariales a los intereses de la ciudadanía, pero ¿cómo afectará eso a nuestra salud?

Para Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España, «ya es hora de que las negociaciones se detengan y de que comience el debate. ¿Debemos actuar cuando tenemos la certeza de que nuestra salud y bienestar están en riesgo o debemos esperar a que el daño esté hecho? ¿Nuestros gobiernos eran sinceros en la Cumbre del Clima de Paris cuando dijeron que harían lo necesario para proteger el planeta y mantener el ascenso de temperatura por debajo de 1,5 grados? La protección ambiental no debe verse como una barrera al comercio, sino como un salvavidas para nuestra salud y la salud de las generaciones futuras».

Estos documentos ponen de relieve la amenaza que supone el TTIP para las personas, la protección del medio ambiente y la propia democracia y nos hacen entender por qué las negociaciones sobre este tratado se están desarrollando en total secretismo y que incluso los eurodiputados se encuentren con restricciones a la hora de acceder a los documentos.

¿Cómo puede afectar el TTIP a nuestra salud?

El digital nuevatribuna.es publicaba hace unas semanas un interesante artículo de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública en el que se afirmaba que «el tratado tendrá implicaciones muy negativas y de largo alcance para los sistemas de salud pública europeos», entre las que destacaban:

  • Disminución de las exigencias de seguridad para las empresas de la industria alimentaria.
  • Eliminación del derecho a la salud garantizado por un sistema sanitario público universal y equitativo para equipararnos al modelo de Estados Unidos.
  • Destrucción de empleo en los servicios sanitarios y precarización de las condiciones laborales de los trabajadores y las trabajadoras de la sanidad.
  • Desaparición de las regulaciones medioambientales que garantizan la salud pública.

Los documentos que ha hecho públicos Greenpeace Holanda están publicados en la web www.ttip-leaks.org.

Para saber más, puedes visitar www.noalttip.org.


La foto que encabeza este artículo es de greensefa en Flickr y la puedes ver aquí.