Las 8 personas que han viajado a Rwanda durante 12 dias han vuelto con sus maletas cargadas de vivencias, emociones, dudas, contradicciones y ganas de seguir luchando para que la salud sea un derecho al alcance de todas las personas.

Se acabó la primera parte del viaje a Rwanda, el viaje físico. Pero como dice la canción, ahora viene la segunda, que es la más interesante: el viaje interior.

Y es que tras 12 días conociendo el país y el trabajo de medicusmundi en él, las 8 personas que han viajado a este pequeño pero superpoblado país centroafricano han vuelto con la sensación de que hay mucho que asentar. Se han acumulado muchas vivencias, muchos aprendizajes, muchas emociones… y había tanto por ver, por sentir y por vivir, que no ha habido tiempo de interiorizarlo. Ese viaje interior llevará a cada persona a lugares diferentes, pero seguro que todas ellas tardarán en olvidar lo vivido en Rwanda.

La valoración general es muy positiva. Expectativas cumplidas. Muchos aprendizajes. Contradicciones. Dudas. Diversión. Paisajes preciosos. Personas acogedoras. Dignidad. Pobreza. Lucha.

Recogemos aquí algunas de las valoraciones personales sobre el viaje recogidas en la evaluación llevada a cabo el último día, antes de volar rumbo a nuestras rutinas.

  • “El viaje en Rwanda solo ha sido la mitad del viaje, la parte vivencial. Ahora toda asimilarlo, aprovecharlo, completar el viaje interior”.
  • “El viaje ha sido fabuloso. Vuelvo con sentimientos encontrados por situaciones duras vividas, una mezcla de emociones y necesidad de tiempo para asimilar todo lo vivido”.
  • “Tenía inmensas ganas de conocer África Subsahariana; llegué con mucha ilusión y me voy con una inmensa emoción interna. África me ha impactado terriblemente”.
  • “Me siento como los gorilas, en la niebla. He vivido muchas cosas, pero aún las veo borrosas. Me llevo una realidad más terrible de lo que me imaginaba”.
  • “Me ha sorprendido para mal la situación en la que he encontrado el país. Me ha hecho cuestionarme cómo deben enfocarse los proyectos de cooperación”.
  • “Vuelvo confundido. En 1 km2 están presentes todos los modelos de cooperación juntos. Es como un parque temático de la cooperación”.
  • “He visto cumplida una ilusión: conocer el Hospital de Nemba, el origen de la cooperación en Navarra”.
  • “He podido ver la crudeza de los daños colaaterales del modelo de desarrollo neoliberal que se está imponiendo en todo el mundo”.
  • “Hay que venir con la mente y el corazón abiertos. Y apañárselas como se pueda para unir ambas cosas”.
  • “Hay que dejarse cuestionar y buscar respuestas a los diferentes conflictos y contradicciones que irán surgiendo a lo largo del viaje, sin prejuicios y sin juzgar con nuestros cánones”.
  • “Me quedo con una idea más clara de cómo es la cooperación asistencial y su diferencia con la que mira al futuro. Mi maleta vuelve llena de algunas certezas pero sobre todo de muchas dudas”.
  • “Este viaje es una oportunidad única para conocer la vida en África y sentir como el mundo no es el lugar en el que vives sino algo mucho más global, y que podemos hacer mucho para cambiarlo”.
  • “Me llevo un gran sentimiento de impotencia y una gran sensación de injusticia. Y muchas ganas de luchar lo más posible para conseguir que el derecho a la salud se cumpla en todas las partes del mundo”.
  • “La idea principal que me llevo es ¡qué suerte he tenido de nacer donde he nacido!”.

Puedes ver en ESTE VIDEO testimonios de 6 de las personas que viajaron, donde nos cuentan qué se llevan de Rwanda y qué reflexiones dejan para quien viaje a futuro.

Si te gustaría participar en próximos viajes, ponte en contacto con Natalia Herce (948 384137; natalia.herce@medicusmundi.es).

Para saber más…

Cartas desde Rwanda: www.ibaruwa.es  

Rwanda, nziza: http://www.medicusmundi.es/index.php/navarra/noticias/rwanda_nziza