Jasule Díaz Biurrun es estudiante de enfermería y ha estado 3 meses en Perú en el marco del programa formación solidaria de la Universidad Pública de Navarra. En este artículo nos cuenta por qué eligió la cooperación al desarrollo y cómo fue el proceso hasta volar a Perú. Este es el primero de una serie de tres artículos en los que Jasule nos relata sus vivencias y nos ofrece su visión del modelo de salud que apoya medicusmundi en Perú.

Siempre he sido consciente de las desigualdades sociales e injusticias que hay en este mundo. Elegí la carrera de enfermería porque además de técnica, es una carrera de ayuda, solidaria, que abarca el campo de la salud desde la primera línea de actuación, en la atención directa con la población, aunque creo que todas las carreras tienen su lado solidario, ya que todas aportan en su campo específico.

Cuando solicité la beca para cooperación al desarrollo me lo planteé como mi primera oportunidad para poder aportar los conocimientos adquiridos y hacerlo en situaciones y lugares diferentes con necesidades también distintas. Para poder acceder a esta beca realizamos un curso de formación solidaria en el que se trataron muchos temas interesantísimos: cooperación al desarrollo, violencia de género, eurocentrismo, pobreza, etc. Una vez finalizado el curso y tras superar la entrevista, se asignaron las plazas. A mí me ofrecieron una de las plazas de medicusmundi. Destino: Perú, un pueblo llamado Churcampa, dentro de la provincia con el mismo nombre, que se encuentra dentro del departamento de Huancavelica. Está en la zona de Sierra, a casi 3.400 m. de altitud en los Andes Peruanos y es una de las zonas con más pobreza de todo el país. Mi experiencia ha durado 3 meses.

El proyecto en el que hemos participado a través de medicusmundi y desarrollado íntegramente en Churcampa ha consistido en poner en práctica el Modelo de Atención Integral en Salud Basado en Familia y Comunidad (MAIS-BFC), propuesto por el Gobierno de Perú en una provincia piloto (Churcampa en este caso). El objetivo del proyecto era demostrar que el soporte de una población sana se sustenta en el primer nivel de atención, basado en la promoción y prevención de la salud, y no solo en curar las enfermedades. Con esto se quiere conseguir que la población pueda disfrutar del derecho a la salud.

Antes de ir a Perú, Nerea y yo, así como las dos compañeras que fueron a Guatemala, tuvimos unas sesiones de formación con medicusmundi en Pamplona, en las que nos explicaron los conceptos básicos del MAIS-BFC y sus 12 claves. La formación recibida en Navarra junto con la de Lima, nos sirvió mucho para hacernos una idea de lo que nos íbamos a encontrar en Churcampa.

El vuelo Madrid-Lima dura 11 horas. Aterrizamos en el aeropuerto de Lima el día 8 de junio de 2015 a las 18:30 h (7 horas más en Pamplona, 1:30 h del día 9). Nos vino a recoger un contacto de medicusmundi y nos llevó a Casa Kolping, donde nos hospedamos los 5 días que estuvimos en Lima.

Los días de estancia en Lima fueron de formación. Acudimos a las oficinas de medicusmundi, Salud sin Límites y Soluciones prácticas, donde nos hablaron de la situación política, social y sanitaria de Perú, de la historia de medicusmundi en Perú, del proyecto que están implantando en Churcampa (el MAIS BFC), del derecho a la salud, del enfoque de género, de la interculturalidad y del SISFAC (Sistema de Información para la Salud Familiar y Comunitaria), que es el sistema informático de registro de datos que medicusmundi está intentando implantar en los centros de salud de la provincia de Churcampa. Además de la formación que recibimos, nuestros responsables de Lima, Fernando Carboné y Marcela Velasquez, estuvieron muy pendientes de nosotras desde el principio, lo cual agradecemos muchísimo.

Jasule Díaz Biurrun

En los próximos artículos de esta serie, Jasule nos contará su experiencia en Churcampa y los aprendizajes que ha traído en su mochila. ¡No te los pierdas!