Kingabwa es un barrio de Kinshasa en la República Democrática del Congo. Es una de las zonas más pobres de la capital de un país que todavía intenta recuperarse de las heridas de una guerra que dejó más de 3 millones de muertos y que todavía prosigue en algunas zonas, especialmente en el este. La extrema pobreza, la inseguridad, la falta de servicios sociales básicos y la violencia sexual son problemas a los que se enfrentan día a día los habitantes de un país en el que uno de cada cinco niños muere antes de cumplir los cinco años.

KingabwaCon una extensión de unos 9 kilómetros cuadrados, Kingabwa alberga una población de unas 230.000 personas, es decir, unas 24.000 personas por kilómetro cuadrado, más de cuatro veces la densidad poblacional de una ciudad como Madrid. Los habitantes de Kingabwa se enfrentan a graves problemas de agua, higiene y saneamiento, que hacen más que comunes las enfermedades de origen hídrico y derivadas de situaciones de insalubridad.

En medicusmundi trabajamos en Kingabwa desde 2013, apoyando diferentes acciones para mejorar la salud y las condiciones de vida de las personas, como por ejemplo rehabilitación de centros sanitarios, equipamiento de los mismos o, sobre todo, refuerzo de las capacidades de los equipos de gestión y de los agentes de salud comunitaria.

Ejemplo de estas acciones es el icinerador instalado en el centro de salud Saint Bernard y que sustituye a un viejo bidón oxidado y agujereado, o el canalón elevado que ahora permite evacuar las aguas residuales que se acumulan en el suelo pantanoso.

En la sala de espera de ese mismo centro de salud, Rith, una joven mamá, y su bebé de un mes y medio, Efrain, aguardan a que uno de los enfermeros compruebe el peso del pequeño. Rith tiene otros tres hijos que ya van a la escuela y después de la consulta asistirá a una sesión educativa sobre planificación familiar que tendrá lugar en el patio del propio centro, un espacio que también fue adecuado por medicusmundi para poder llevar a cabo sesiones educativas impartidas por agentes de salud comunitaria como Ghislaine.

Agente de salud comunitaria en centro de salud en RDC (Kingabwa)Durante la visita de los compañeros Martine, François y Pelagie a Kingabwa esta semana, el comité de desarrollo local, representante de la población del barrio, expuso los problemas principales a los que se enfrentan en su día a día, problemas que no son sólo carencias en términos de infraestructuras, sino también sociales como la prostitución, el paro, la no escolarización de los niños y niñas o la promiscuidad, elementos que tienen un impacto claro en la salud de sus habitantes, sobre todo de aquellos más vulnerables como menores, personas mayores o mujeres embarazadas.

Queda mucho por hacer y en los próximos días el equipo de medicusmundi en Kinshasa realizará un diagnóstico integral para poder planificar nuevas acciones que sigan ayudando a que personas como Rith puedan ejercer su derecho a la salud, y a que niños como Efrain o sus hermanos crezcan sanos y con mayores oportunidades de desarrollo.

n1yxpN83vlKDB4JJLDr3k_9sR0u9PfjLPJn_dC-1PF4,m8uGypCUFUW3O65zHJ2_RoMbEcSNuzjX50vR42xWgBk

 

Martine Castaigne

medicusmundi