Luisa y Mikele, las dos estudiantes de Enfermería de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) que están en Guatemala conociendo el trabajo de medicusmundi para conseguir sistemas de salud accesibles para todas las personas, nos cuentan más sobre su experiencia en el país centroamericano…

Todo sigue de maravilla aquí en Guatemala. Esta última semana hemos tenido un viaje de trabajo a Guineales, una aldea del departamento de Sololá. Allí hemos continuado con el trabajo en las comunidades, brindando atención en los puestos de salud y haciendo visitas domiciliarias a las mujeres embarazadas. Ha sido un cambio notable puesto que en esa zona apenas el 10% de la población habla español. Hemos aprendido alguna palabra en Kiche, su idioma, pero sobre todo nos hemos entendido gracias a la traducción de los trabajadores locales.

En Sololá el Modelo Incluyente en Salud (MIS) lleva más tiempo funcionando y hemos podido contrastar cambios con la experiencia de Cuilco. Hemos asistido a una capacitación sobre el manejo de enfermedades con plantas medicinales y hemos visto en los puestos de salud cómo las utilizan. El último día de nuestra estancia, asistimos a una ceremonia Maya en la que los terapeutas pidieron por la salud de todos los presentes y por nuestro viaje de regreso a España. Fue algo especial el poder observar la ceremonia, contemplar las llamas de la hoguera.

Esta semana está previsto que salgamos a otro municipio (Rabinal, Cubulco), en otro departamento, para acompañar a los trabajadores de la oficina de ISIS en los compromisos que allí tienen. Suponemos que nuestra labor seguirá siendo atender a nivel comunitario.

Aquí tienes las fotos que nos han enviado Luisa y Mikele de su experiencia en Guatemala.

Si quieres saber más sobre el trabajo de medicusmundi para transformar los sistemas de salud en América Latina, visita www.saludintegralincluyente.com.